Pequeño equipo con grandes ideas

Sólo quienes tengan una base sólida, y a pesar de ello permanezcan flexibles, resistirán cualquier tormenta. Esto no es tan sólo válido para los árboles, también para muchas jóvenes empresas. Es por ello que apostamos por un equipo pequeño pero efectivo, que pone bajo un mismo techo las competencias de la fotógrafa, diseñador gráfico
y una ayudante.
La cabeza visible es la fotógrafa Katja Dieckmann, que con mirada atenta y corazón abierto crea el fundamento de
cada tarjeta.

Por tanto cada una de nuestras tarjetas está elaborada artesanalmente: fotos hechas por nosotros mismos y
textos en parte propios se unen en un trabajo minucioso, haciendo una pieza única, sorprendente, graciosa o de
gran profundidad.

¿Lo que nos mueve a ello? Creemos en la palabra escrita
a mano, y nos alegramos por cada persona que se deja inspirar por nuestras tarjetas para mandar un cariñoso mensaje a una persona estimada.